Lo que sucede normalmente con la sal yodada, es que por su escasa asimilación, cuando se ingiere solo un poco en exceso, los riñones son sometidos a un trabajo adicional, llevando la tendencia a contraerse, y así filtrar menos líquidos, generándose una retención de agua


Leia Mais